martes, junio 10, 2014

Solicitan al Presidente que intervenga con la Policía Nacional y el Ministerio Público

SANTO DOMINGO. Los recientes pronunciamientos del procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, sobre la participación de ex policías en los casos de sicariatos, más los famosos intercambios de disparos, en los que supuestos sicarios han perdido la vida, evidencia una debilidad del sistema de justicia que tiene que ser atendida directamente por el presidente de la República, Danilo Medina.

En ese llamado coincidieron ayer varias entidades civiles y el especialista en seguridad, Daniel Pou. Si bien Pou cree que las declaraciones del Procurador agudizarán las diferencias entre la Policía y el Ministerio Público, entiende que las mismas están sustentadas en el nivel de contaminación que tienen los agentes policiales con el crimen organizado.

Insiste en que hace falta una transformación del sistema, que tiene que venir de la voluntad política del Presidente.

Servio Tulio Castaños Guzmán, de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus); Laura Hernández, de la Oficina de Defensoría Pública; y Rosalía Sosa, del movimiento cívico Participación Ciudadana, coincidieron en señalar lo erróneo que resultan los métodos policiales para enfrentar la delincuencia y la criminalidad, y abogaron por la aplicación de una efectiva política criminal que se base en la prevención y la reinserción.


Cuestionan que la PN siga haciendo ruedas de prensa para presentar casos, contraviniendo el Código Penal. Castaños Guzmán ve una crisis institucional en la Policía y en el Ministerio Público, en que uno no quiere ser regulado y el otro no quiere regular, conforme el rol que le corresponde.

Hernández, de su lado, lamenta que en el país exista una cultura del "tránquenlo", que en la actualidad se ha convertido en el "mátenlo", dejando a la sociedad una sola versión de los hechos, situación que es peor, ante la realidad de que muchos de los presos preventivos salen en libertad al demostrar su inocencia en los juicios.

Rosalía Sosa también se queja de la visibilidad que tiene la PN para calmar la alarma social, diciendo que ha resuelto un caso, cuando no es así. "No lo han resulto, pues cuando vamos al sistema no hay prueba o está contaminada o no se usaron los mecanismos legales para obtener la prueba, y eso es lo que reclamamos, un sistema garantista, porque si no lo hacemos con la garantía, el Estado se convierte en un dictador".

Los tres hablaron al anunciar la realización del Congreso "Constitucionalización, Garantismo, acceso y derechos humanos: un reto para América Latina y el Caribe", que se desarrollará en el país el 25 y 26 junio con la participación de más de 20 expertos nacionales e internacionales.

PN los ve positivos

La Policía calificó ayer de positivas las declaraciones vertidas por el Procurador General de la República en torno a que el sicariato está tomando terrero en el país, y que siempre hay ex policías del llamado escuadrón "dale pa' bajo".

El vocero de la Policía, Jacobo Mateo Moquete, dijo que esas declaraciones del magistrado Francisco Domínguez Brito son positivas, y van en ánimo de contribuir al buen desarrollo de las acciones de la Policía.

"El magistrado Domínguez Brito es uno de los principales aliados que tiene la Policía, el pasado jueves el magistrado y el Jefe de la Policía se reunieron por más de una hora, y estas afirmaciones que él hizo en un medio de comunicación donde participó como invitado, solo dijo algo que nosotros le entregamos a ustedes a través de notas de prensa, y que en algunos casos de esos donde hay sicariatos hay ex miembros de la Policía Nacional", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario