Horacio Rent - Car

Horacio Rent - Car

lunes, julio 18, 2016

China apuesta al saber para dominar al mundo


Muchos piensan que la peor amenaza terrorista que enfrenta la sociedad civilizada de hoy es el extremismo yihadista del Estado Islámico. Otros temen que éste podría ser desplazado en poco tiempo por el que se incuba en los laboratorios racistas de la supremacía blanca. Están equivocados, totalmente equivocados. Ninguno de los anteriores le da por los tobillos al creciente y amenazante terrorismo chino.

Desde hace años, China ha venido ejecutando una estrategia muy peligrosa para adueñarse del mundo. Sólo hay que analizar la nacionalidad de los que están comprando las propiedades inmobiliarias más caras en los Estados Unidos. Y quiénes son los principales prestamistas del gobierno norteamericano. 

Su objetivo es dominar la economía mundial. La primera etapa de la estrategia fue el uso de su exceso de mano de mano obra para convertir a China en el centro mundial de manufacturas. La segunda etapa ha ido la copia de las tecnologías norteamericana y europea. Los frutos de la tercera, que comenzó a ejecutarse casi simultáneamente con la segunda, comenzarán a cosecharse en el futuro cercano. ¿Cuál es la tercera? La formación de decenas de millones de chinos en las áreas del conocimiento de donde emana el cambio tecnológico y la innovación.

Las familias chinas, con o sin el apoyo de su gobierno, han logrado impregnarles a sus hijos, desde chiquiticos, una asombrosa vocación por el estudio, específicamente, el conocimiento de las matemáticas. Desde muy pequeños, a sabiendas que los espacios en las mejores universidades chinas son limitados, son arduamente entrenados para convertirlos en los mejores. Saben que el ingreso a las mejores universidades chinas aumenta considerablemente las probabilidades de éxito en la vida. Su disciplina emula la de los legendarios samuráis japoneses, sólo que las espadas han sido sustituidas por libros y laptops. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario