Horacio Rent - Car

Horacio Rent - Car

lunes, diciembre 12, 2016

Obama deja un legado controvertido y amenazado por Trump

Resultado de imagen para OBAMA
El presidente de EEUU, Barack Obama, deja un legado controvertido y amenazado por su sucesor, Donald Trump, sobre todo su reforma sanitaria y los acercamientos a Cuba e Irán, junto con un sonado fracaso en Siria y la derrota en los tribunales de sus políticas migratorias.
Obama, que hizo historia en 2009 al convertirse en el primer presidente negro de EEUU y dejará el Despacho Oval en enero, tenía puestas sus esperanzas en la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, para dar continuidad a sus políticas, pero le sorprendió y descolocó, como a casi todos, la victoria de Trump en las elecciones de noviembre.
Cuando se pregunta a los expertos, la mayoría coincide en que la reforma sanitaria promulgada en 2010, conocida como Obamacare y que establece la obligatoriedad de contar con un seguro médico, ha sido el mayor logro a nivel interno del actual presidente.

Se trata de una ley "muy compleja" que ha beneficiado a "más de 20 millones de ciudadanos", como recuerda a Efe el analista Roberto Izurieta, profesor de la Universidad George Washington.
Esa cifra de beneficiados hace que Susan Burgess, profesora de Políticas de la Universidad de Ohio, se pregunte si será "políticamente sostenible" para los republicanos, con Trump a la cabeza, mantener su promesa de derogar el Obamacare.
No obstante, Trump sí parece decidido a ejecutar esa promesa y la señal más clara al respecto es que ha elegido para dirigir el departamento de Salud a Tom Price, un legislador y cirujano conocido por su firme oposición a la reforma de Obama.
También hay bastante unanimidad entre los analistas acerca de que con Obama se ha pasado de una economía en crisis y "en caída libre", en palabras de Burgess, a números macroeconómicos razonablemente buenos casi ocho años después de la llamada Gran Recesión.
El desempleo en el país se situó en noviembre en el 4,6 %, la tasa más baja desde agosto de 2007, y la economía estadounidense creció a un ritmo anual del 3,2 % en el tercer trimestre del año.
Pero esa recuperación también puede estar en riesgo con Trump, a juicio de Izurieta, quien cree que continuar por la senda del crecimiento y mejorar esos números "requerirá una visión muy clara de hacia dónde y cómo" proyecta el avance.
Obama se marcha con un nivel de popularidad bastante alto, de alrededor del 50 %, algo que es "muy inusual" para el final de un segundo mandato, según anota Burgess a Efe, y sin ninguna certeza sobre la suerte que correrán dos de sus éxitos en política exterior: el pacto nuclear con Irán y el restablecimiento de las relaciones con Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario